Company Logo

Pico y Placa

Bogotá se paraliza por falta de sentido común de sus gobernantes 

Una de las "genialidades", también llamada "alcaldada", en  Bogotá, capital de Colombia es el Pico y Placa, que consiste en la restricción obligatoria de la movilización de los vehículos particulares durante ciertos horarios durante los días laborales.

Según determinación del alcalde Luis Eduardo Garzón, los carros matriculados en Bogotá tendrán restricción de 6 a 9 de la mañana y de 4 a 7 de la noche y los vehículos con placas de fuera de Bogotá empezarán su restricción en las mañanas a partir de las 5:30 am.. Esta perla se inició con dos alcaldes anteriores: Peñaloza y Mockus, a quienes Bogotá les deberá por siglos  también el desastre del Transmilenio (otra "joya" Bogotana) cuyas "ventajas" se comienzan a confirmar incluso antes de ser finalizada la obra.

Garzón explicó que el aumento del horario del Pico y Placa  se adoptó debido a la crisis de movilidad que se registra en la ciudad, especialmente por las obras de construcción de las troncales NQS y Suba de TransMilenio. Además, porque después de hacer evaluaciones del  flujo vehicular, se comprobó que las mayores congestiones se habían trasladado a los picos que van de 6 a 7 de la mañana y de 4 a 5 de la tarde.  

Ahora, con la nueva medida, las congestiones se transladaron de 5 a 6 am, de 9 a 10 am, de 3 a 4 pm y de 7 a 8 pm, lo cual ya está confirmado. Hay que ser muy ingenuo para pensar que esa medida resolverá algo, pues es obvio que no ataca las causas del problema.

Se descartó la posibilidad de implantar la medida todo un día una vez a la semana porque en experiencias en Chile y México se reflejó el incremento del parque automotor usado de bajos costos.  

Sin embargo, es de esperar que como la medida no servirá pues solamente desplazará las horas del trancón a, el horario sea aumentado nuevamente en un futuro próximo, desplazando progresiva y sistemáticamente también el horario de los trancones, lo cual obligará a quienes tienen la posibilidad de hacerlo, a comprar un segundo vehículo. POr ejemplo, el que tiene un vehículo de 30 millones de pesos, lo cambiará por dos usados, para poder escoger las placas, de 15 millones pesos. Es lógico que esto suceda pues la gente compra vehículo por que necesita el vehículo para desplazarse.

El tráfico de Bogotá es cada vez más caótico debido a:

  1. Semáforos sin sincronizar, responsabilidad de la alcaldía y del departamento de tránsito

  2. Exceso de vehículos públicos que transitan vacíos: Bogotá tiene más taxis que New York, lo cual se debe a que Colombia tiene 24 facultades de Medicina!!!? junto con uno de los sistemas de salud más corruptos y peor diseñados del mundo: La ley 100. Todo ello hace con los médicos recién egresados adquieran un taxi para trabajar en Bogotá!!

  3. Incontables huecos, policías acostados, alcantarillas destapadas, obras que nunca terminan por haber sido mal ejecutadas  como autopistas, Transmilenio, puentes toda clase de obstáculos que aparecen en las rutas. Todo esto responsabilidad de la alcaldía y del departamento de tránsito

  4. Vendedores de contrabando, de artículos piratas, de Comcel, limpiavidrios, raponeros, pordioseros, desplazados, etc., en semáforos y trancones. responsabilidad de la alcaldía, de la política laboral Colombiana hecha para acabar con el empleo, de la incompetencia del manejo de los impuestos que son tan costosos que incentivan el contrabando y del departamento de tránsito, con su reconocida ineficiencia.

  5. Vehículos de tracción animal en las calles, responsabilidad de la alcaldía y del departamento de tránsito

  6. Parque automotor viejo varándose y obstruyendo las vías, responsabilidad de la alcaldía y del departamento de tránsito, responsabilidad de la alcaldía y del departamento de tránsito

  7. La policía de tránsito se dedica a tratar de obtener dinero para el estado en forma de comparendos, en lugar de dedicarse a organizar el tráfico y a evitar homicidios múltiples como el cometido por una firma contratista  del Transmilenio

  8. Falta de un Metro, responsabilidad del exalcalde Peñaloza

  9. Falta de planeación, responsabilidad de la alcaldía y del departamento de tránsito

  10. Incompetencia de las autoridades de tránsito

  11. Corrupción al contratar empresas de la peor calidad como sucede con la encargada de colocar las losas del Transmilenio, y las responsables de los puentes que se caen o deben repararse continuamente, o el pavimento que se destroza frecuentemente, , responsabilidad de la alcaldía

  12. Choferes de Buses que paran sus carros para conversar de bus a bus, o que se traviesan en las calles, que recogen pasajeros en cualquier parte, que incumplen todas las normas de tránsito, etc.,  responsabilidad de la alcaldía y del departamento de tránsito al no hacer cumplir las leyes

  13. Obras toman el espacio público como propio, rompen las calles y causas accidentes por falta de señalización, responsabilidad de la alcaldía y del departamento de tránsito

  14. Imposibilidad de parquear en casi toda calle de Bogotá, obligando a las personas a dar vueltas a la manzana, responsabilidad de la alcaldía y del departamento de tránsito mientras esperan que otro haga una diligencia

  15. A los "accidentes" que ocurren por culpa de los irresponsables contratistas de  obras como ocurrió  cuando un contratista con una de sus máquinas pesadas asesinó a estudiantes que iban en un bus escolar, y cuando una semana antes otra máquina del mismo contratista asesinó a un peatón al tumbar un puente peatonal. Hay miles de ejemplos para mencionar

  16. Todos los semáforos están colocados en el extremo cercano de la calle en lugar de estar en el extremo opuesto, impidiendo así que los conductores cerca a la intersección puedan ver el semáforo, responsabilidad de la alcaldía y del departamento de tránsito

  17. Requerimientos estúpidos de presentación personal y de diligencias que requieren movilización como autenticación, la no aceptación de documentos electrónicos, la negativa a dar información telefónicamente, la no utilización de la tecnología para reducir las necesidades de movilización (ver este enlace de ejemplo en medicina) etc., responsabilidad del gobierno por falta se contratar expertos que sepan como reducir esas necesidades, lo cual no es difícil (ver ejemplo)

Quienes son los afectados:

  1. Los padres de familia que deben llevar y recoger a sus hijos pequeños en los colegios

  2. Quienes laboran con sus automóviles, por física necesidad y/o por seguridad (se sabe que el Transmilenio es el mayor causante de robos de celulares, billeteras, etc.): médicos, ingenieros, pequeñas empresas, quienes prestan servicios domiciliarios, etc.

  3. Ancianos, niños y enfermos que requieren trasladarse en automóvil

  4. Quienes derivan su sustento de los automóviles, como talleres, bombas, etc.

  5. Quienes laboran fuera de Bogotá y viven en Bogotá

  6. Quienes viven fuera de Bogotá y laboran en Bogotá

  7. Los restaurantes pues se reducirán sus clientes en horas del Pico y Placa

  8. Los almacenes y centros comerciales pues se reducirán sus clientes en horas del Pico y Placa

  9. Toda empresa que preste servicios pues se reducirán sus clientes en horas del Pico y Placa

  10. El estado, pues se reducirán sus entradas de impuestos en horas del Pico y Placa

  11. si no aparece aquí, escríbanos para incluirlo!

No somos los únicos en pensar de esta forma;

Este artículo aparece en la Revista Motor de El TIEMPO del 30 de Junio del 2004, y es escrito por un experto en el tema:

Editorial
El Alcalde no cumplió con la promesa de no modificar el pico y placa

El director de la revista, José Clopatofsky, opina sobre las medidas facilistas de la administración para solucionar muchos de los problemas de tránsito.

Una de las cosas que en el mundo más admiran de los colombianos es su capacidad de aguante. Medio siglo de guerrillas, narcotráfico, mala prensa, catástrofes naturales descomunales que periódicamente nos llegan, accidentes absurdos, violencia, terrorismo, inseguridad y una larga lista de cosas negativas, parecen haber templado de tal manera nuestro carácter que se ha acabado también la capacidad de reacción.

Esa es la impresión que uno tiene al ver a los resignados 800 mil propietarios de vehículos particulares de Bogotá a quienes el Alcalde Garzón les incumplió sus promesas de mantener los horarios de las restricciones intactos y cesar la persecución contra el automovilista, histéricamente desatada y sostenida por sus antecesores en el Palacio Liévano.

Garzón y su secretario del tema, que debían conocer perfectamente el desarrollo de las obras de la ciudad, que no son de su gestión sino un proceso que abarcará a varios alcaldes, se comprometieron en plena campaña a destrabar de la mejor forma posible el tráfico de las zonas de trabajos sin imponerle a la gente más sacrificios. Se ve que no sabían dónde estaban parados cuando hicieron las ofertas electorales y les están incumpliendo a quienes les creyeron y que se sienten, además de molestos, muy perjudicados por los nuevos horarios que no han arreglado absolutamente nada.

Porque una cosa es llegar a las siete de la mañana a trabajar y otra tener que hacerlo a las seis, para lo cual hay que levantarse hora y media o más antes, porque con el cambio del pico y placa lo único que sucedió es que la hora del trancón se adelantó. Muchísimas familias tenían dentro de su esquema cotidiano llevar y recoger a sus niños en los colegios, cosa que ahora no pueden hacer y deben recurrir a los buses cuyo costo no pueden pagar y que precisamente obviaban con su transporte particular. Además, adelantar el pico y placa a las cuatro de la tarde, es ponerlo exactamente a la hora de esos menesteres para que las mamás no puedan recoger a sus hijos.

Podría llenar páginas de ejemplos y de emails que nos han mandado, de gente enfurecida y altamente perjudicada con esa medida facilista de la administración Garzón a la cual le está quedando grande la ciudad en estos temas de transporte y tráfico.
¿Qué tal la cantidad de empresas que tienen sus vehículos de trabajo bloqueados en tiempo productivo con el nuevo horario? ¿Cómo pueden entregar mercancías a las horas en que los establecimientos están cerrados? ¿Cómo hace un señor que vive en Zipaquirá y con placas de ese lugar para llegar a las 5.30 am a su oficina? No hay quién le abra...

Entonces, la dura solución para muchos es buscarse otro carro para alternar las placas o dividir el actual en dos de menor perfil para poder ir a alguna parte de Bogotá, aumentando el tráfico. Porque los buses regulares son un servicio muy malo y Transmilenio cubre una parte mínima de la ciudad, para que se les considere como una alternativa racional. Y si 100 mil automovilistas se pasaran a Transmilenio, colapsa de inmediato el servicio porque ya está saturado y funciona con muchas quejas.

Entretanto, los semáforos son un peaje. Están llenos de saltimbanquis de todas las edades o de pirómanos que le echan a uno chorros de candela en los parabrisas con enorme peligro. No hace mucho, vi. a un malabarista de esos, en zancos, con teas en sus manos y echando candela por la boca, que casi se cae dentro de una buseta que llevaba las ventanas abiertas. La ciudad está tapizada de ventas ambulantes y de huecos en todas las vías secundarias, destruidas porque prohíben todos los cruces y ponen a la gente a hacer exploraciones por todos los barrios buscando salidas.

El Alcalde no sólo les quedó mal a los automovilistas que le creyeron su cuento a la hora de elegirlo, sino que le está quedando mal también a la ciudad en materia de movilidad y organización.

Con la paciencia de la gente se puede contar, pero no se debe abusar. Eso debería saberlo quien quiere proyectarse para otras elecciones, porque el ciudadano puede aguantar mucho, pero no necesariamente olvida.

 

Resultados del pico y placa:

Aumento el parque automotor desmedidamente en Bogotá incrementando la contaminación y causando trancónes, pues antes una familia tenía suficiente con un automóvil y ahora tienen incluso cuatro o más. Y el problema ahora es muchísimo más grave y se requiere el Pico y Placa pues de otra forma continuaremos aumentando el envenenamiento del aire en Bogotá.

 

 Y más alcaldadas en este enlace!